Suspendidas las dos funciones de 'Cinco horas con Mario' por motivos de salud de la actriz Lola Herrera

Lunes 16 de diciembre
La devolución de entradas, que estaban agotadas para ambas representaciones, comenzará mañana martes de forma online y en taquilla

 

Sabre Producciones y Pentación Espectáculos comunican que, por motivos de salud de la actriz Lola Herrera, quedan canceladas las representaciones de este fin de semana de Cinco horas con Mario. Las funciones, ambas con las entradas agotadas, estaban programadas como cierre del Festival de Artes Escénicas Telón Tenerife 2019 para el viernes [día 20] y sábado [día 21] a las 20:30 horas en el Teatro Guimerá de Santa Cruz de Tenerife. Tanto las productoras como el festival agradecen la comprensión del público y lamentan las molestias que esta situación haya podido ocasionar.

 

El importe del precio de las entradas será devuelto a los usuarios a partir de mañana [martes 17] por medio de la misma forma de pago utilizada a la hora de adquirirlas. En el caso de la venta online, la devolución se realizará de manera automática en el plazo de una semana. En cuanto a las entradas adquiridas de forma física, el importe será devuelto en la taquilla del Teatro Guimerá hasta el 17 de enero de 2020.

 

Desde mañana martes y hasta el viernes, el horario de la taquilla será de 11:00 a 13:00 horas y de 18:00 a 20:00 horas. Los días 24 y 31 de diciembre la taquilla abrirá de 10:00 a 13:00 horas; el jueves 26, de 11:00 a 13:00 y de 18:00 a 20:00 horas; el viernes 27, de 11:00 a 13:00 y de 18:00 a 21:00 horas, permaneciendo cerrada tanto el 25 de diciembre como el 1 de enero. A partir del 2 de enero la taquilla volverá a su horario habitual, de martes a viernes de 11:00 a 13:00 horas y 18:00 a 20:00 horas, siendo el viernes 17 de enero el último día para realizar la devolución.

 

Cinco horas con Mario es un texto de Miguel Delibes que se desarrolla en marzo de 1966, España, en el momento en que Carmen Sotillo, interpretada desde hace años por Lola Herrera, acaba de perder a su marido Mario de forma inesperada. Cuando las visitas se han retirado, vela durante toda la noche el cadáver de su marido e inicia con él un diálogo en el que se descubren sus personalidades y conflictos. Delibes retrató así las preocupaciones económicas, religiosas, políticas, sexuales y morales de aquellos años.

galería /